Portillines-Pico Tuerto

Domingo por la mañana y nada que hacer...situación que se resuelve en nada: Vamos a recorrer el cordal del Morredero hasta Pico Tuerto.



Sin madrugar y sin prisas llegamos a Portillines a las 11 y media de la mañana. Desde ahí comenzamos a recorrer el camino que te lleva por encima de las pistas de ski hasta la cumbre del pico.





A partir de las casetas y el gran hito que marca la cumbre (donde hay una placa recordando el chico que murió en estas montañas el año pasado) el camino por fin se convierte en sendero.







El sendero que recorrer las cumbres es bastante entretenido, no tiene grandes desniveles y todo se hace a pie, pero las vistas son maravillosas. Se ve perfectamente los antiguos circos glaciares y los preciosos valles que terminan en Peñalba y Montes.









Y sin darnos cuenta llegamos a pico Tuerto; coencidencias de la vida, nos dimos cuenta que la ultima vez que habiamos estado ahí fue exactamente hace 2 años! Aunque desde entonces alguien se había llevado la plaquita de la cumbre, que asco de gente.




(esta foto es de hace dos años)





Y media vuelta y al coche. Tardamos unas 4 horas entre paradas y el paseo, la verdad es que el tiempo no acompañó mucho, mucho viento y frio (5 graditos), se anticipa ya el invierno en el aire.







Y así terminó el domingo, una buena manera para hacer un poco de hambre y despejar la cabeza para poder enfrentarse a otra semana más.

El Almanzor (2.592m)

Hoy tocaba una ruta un poco más machacona. Como veníamos con nuestra amiga perruna decidimos no dormir en el refugio Elola sino en el pueblo de Hoyos del Espino (que por cierto tambien estaba en fiestas- La virgen del Espino) por lo que teníamos que sumar a la ruta la ida y vuelta desde la plataforma.

Por ello, madrugamos todo lo que pudimos y después de intentar comprar pan (y que un señor amablementemente nos mandara de paseo- nunca mejor dicho) llegamos a la plataforma a las 7 y media de la mañana. Ahí mismo desayunamos nuestro pic-nic mañanero, y Gora hizo lo que pudo con las sobras del chuletón de anoche.





A las 7:45 ya estabamos en marcha, llegando al refugio Elola 2 horas mas tarde con la esperanza de tomar un cafetito rico y calentito (no veas como soplaba el aire por la mañana y que fresquito hacía).







Pero no hubo suerte, después de esperar un buen rato decidimos seguir con nuestra ruta pues nos quedaba mucho camino por recorrer.





Desde el refugio se sube lentamente pasando varias lagunillas de agua transparente, y antes de darte cuenta ya estas en la primera canal, la canal de la portilla Bermeja de fuerta inclinación, por la que subimos hasta llegar a la estrecha canal que sale a mano derecha, la canal de la portilla del Crampón.











En menos de dos horas estabamos en la portilla del crampón donde corría un aire que te dejaba frío en nada. Los ultimos metros de la portilla son muy inclinadas y hay zonas donde hay que usar las manos para equilibrarse, como siempre subir era facil, lo que no pintaba tan facil era bajar con tanta piedra y tanta gente. Gora subía agilmente pero un chico con otro perrín iban sufriendo pues el pobre perro había dicho que hasta aqui hemos llegado!











A partir de aqui tocaba trepar un poquito, Hugo se quedó con Gora y las mochilas en la portilla, y yo con unos chicos majetes subimos lo que quedaba hasta la cima. Primero habia que rodear el pico por la cara sur trepando hasta llegar a la pared tan famosa con su trepadida de PDII; en este punto nos ayudó muchísimo un señor que tambien subía con nosotros, este nos contó que llevaba subiendo todos los años desde los 14 y que este año cumplía 50 años! Pues con tanta experiencia nos iba indicando la mejor forma de subir.





Las vistas desde la cima son increibles aunque poco pude disfrutar de ellas pues siendo una cima tan pequeña casi no entrabamos los 3 que subiamos, además subia mucha gente y estaban practicamente haciendo cola para estar en la cima...las desventajas de ser un pico tan goloso. Aún así azotados por el viento, fue un placer verse tan alto y tan premiado después de 2 horas de esfuerzo continuo para llegar a la cima del Almanzor!!!




(un vivac en alturas !!!)









El descenso fue largo y duro para las rodillas, las más de 1100m de subida tocaba bajarlos y ya se acumulaban las horas de ruta.

Comimos al lado de refugio con un poco de pan tostado que nos pudieron vender y luego complemos el tramo final hasta la plataforma, siendo este ultimo trozo el mas cansino tanto por ser el ultimo como por la cantidad de gente que transitaba por el.


(una ultima mirada hacía atrás)




(foto de la fuente de la mañana- mira cuanta gente hay ahora!)



Otro pico mas y otro objetivo 2011 conseguido!!!

El Morezón (2.393m)

Aprovechando lo bien que caían las fiestas de La Encina este año nos escapamos a Gredos para hacer un par de rutas; el plan inicial era ir con Laura y Jesus pero Laura sufrió un contratiempo (llamase incidente con Bici)y al final no pudieron acompañarnos.



La ruta elegida para el viernes, de toma de contacto, fue el Morezón desde la plataforma de Gredos, pasando por el refugio del Rey (en ruinas)y luego descendiendo por su cuerda hasta enganchar con el sendero que baja a la autovía que va desde la plataforma hasta la laguna grande.





El track para no despistarnos (aunque con los bien hitado que estan los senderos no nos hizo falta) lo descargamos de wikiloc.



La ruta comienza en la plataforma y al poco ya tomas un sendero a mano izquierda que sale despues del pluviometro, antes de comenzar la subida a la fuente de los cavadores. El sendero recorre toda la loma ascendiendo suavemente hasta llegar al alto desde donde se desciende un poco para llegar al refugio del Rey.



Desde ahí se puede subir directamente hacia el Morezón que queda a nuestra derecha.







El Morezón es un mirador privilegiado de las cumbres más altas de Gredos, y en el fondo del valle se ve la laguna glaciar y el refugio Elola. En la cumbre nos quedamos un buen rato disfrutando de la magestuosidad de Gredos y contemplando con admiración sus afiladas cumbres, en particular el que queríamos subir mañana.











Preciosas vistas de todo el entorno y mas en un día como ese en que no había ni una sola nube en el cielo.



La vuelta para no volver por el mismo sitio, lo hicimos siguiendo la cuerda hasta encontrar un senedero que nos unía con el camino que va al refugio de Elola, más o menos a la altura del panel explicativo, un poco después de la fuente de los barrerones. A partir de ahí y hasta llegar a la plataforma nos encontramos con muchísima gente!!



No fue una ruta muy intensa, con apenas 400m de desnivel, tardando unas 5 horas en total para completarla, pero nos dejó con tiempo para reponer fuerzas para el día siguiente...