Cuiña y Dos Hermanitos : ULTIMA DEL AÑO!!!

Después de una semana de niebla que no acaba de despejarse y con la intención de mover un poco los excesos navideños que amenzan con almacenarse donde no queremos, tomamos rumbo a nuestro querido Ancares, mas en concreto al puerto de Ancares.



Decidimos hacer esta ruta para hacer cima en el Cuiña...el comienzo fue lento hasta que nuestras entumecidas piernas decidieron empezar a funcionar bien.





Quedaba poco o nada de la nieve que habia caido apenas hace una semana, tiñendo las montañas de blanco.



Y por fin, el Cuiña! Techo de Ancares!! la verdad es que las vistas eran muy bellas...todo el Bierzo bajo un manto blanco de niebla y aqui en las montañas SOL SOL SOL!!!

Como se nos hacía poca cosa la ruta decidimos conocer los dos hermanitos que dividen los valles de Tejedo y Burbia. Comenzamos bajando de la cumbre del Cuiña por la cresta que le une con los Dos Hermanitos



Sorpresa, los habíamos visto en Gredos..pero ¿en Ancares? y vaya manada mas grande...su presencia y su olor estaban en toda la cresta, que bonito es ver fauna en las montañas!

Hicimos cumbre en media hora desde el Cuiña, disfrutamos un rato de las vistas y luego tomamos el camino de regreso. Bajamos por la ladera hacia el lago Cuiña, rodeando las peñas de la base de los Dos Hermanitos hasta llegar a las heladas aguas y paredes congeladas del Cuiña. Tambien vimos un solitario rebeco saltando de roca en roca, pausando un instante para preguntarse que haciamos ahí.





Y despues remontamos hasta el sendero que nos llevó de nuevo al puerto. Tardamos unas 5 horas en total, incluyendo paradas y bocata, desde luego un agradable día primaveral en medio del invierno.

El Catoute- Belen de las Cumbres

Llega la epoca navideña y con ella la colocacion de los belenes de las cumbres. Este año decicí apuntarme al belen de cumbres mas numeroso de todo el Bierzo, el que organiza el grupo de montaña Gistredo en el Catoute.



Se sube desde el pueblo de Colinas de Campo, que estaba como el resto del Bierzo bajo un manto de niebla densa



La ruta ya la habia hecho antes pero en otra epoca, hoy esperaba encontrar algo de nieve en la cumbre.



A medida que ibamos cogiendo altura la niebla quedaba a nuestros pies, asomando el sol por encima de nosotros.





Nunca había visto tanta gente junta en la montaña!!!!





Las vistas son impresionantes, el mar de nubes que quedaba a nuestros pies no dejaba de sorprenderme...cada dos pasos sacaba una foto de lo que quedaba en el valle...





Hacia la vertiente norte habia mas nieve, pero poca cosa, eso sí, hacía mucho frío en la cumbre y rapidamente bajamos para entrar en calor de nuevo.



Y vuelta por el mismo sendero hasta el pueblo de Colinas donde comimos. Un día magnifico por encima de las nubes.

San Facundo - Matavenero

En Ponferrada el día amaneció tapado de niebla, y por la pinta así iba a ser todo el día. Tal como habíamos quedado el día anterior, Ali y yo decicimos escapar del hoyo y de las actividades típicas de la época e ir a dar una vuelta al monte. Como ella nunca había subido a Matavenero decidimos hacer esa rutilla para pasar el día.



Siendo la ruta tan corta no nos molestamos en madrugar y llegamos a San Facundo a las 11:30 de la mañana; hacía frío pero brillaba un sol esplendido.



Con la intención de hacer la ruta circular y bajar por Poibueno seguimos las señales arcoiris hasta llegar al pueblo, gran parte del tiempo al lado del río y cruzandolo de vez en cuando por los puentes de madera instalados para ello.



Del pueblo de Matavenero que se puede decir???



Nos encontramos con muchos gatos muy mimosos...





Y de vuelta por Poibueno siguiendo las señales de la mirada circular y pasando por la poza de las Ollas.





Tardamos unas 3 horas y media en completar el recorrido, incluido paradas y el bocadillo en la era del pueblo.

Puerto de Somiedo-Vega de la Penouta

Por fin un poco de nieve, insuficiente para cambiar las botas por los skis pero lo justo para ir a dar una vuelta y ver la montaña teñida de blanco.

Para aprovechar el domingo un poco, pero sin renunciar a la cama, decidimos acercarnos a Babia para ver si se podía hacer alguna ruta corta con las raquetas. Primero nos acercamos a Torre de Babia pero viendo que no había apenas nieve en esas cotas tomamos rumbo al Puerto recordando alguna ruta pendiente por la zona.





El paisaje en el puerto habia cambiado desde hace poco mas de un mes cuando subimos al Cornón...decidimos dirigirnos hacia la Penouta para contemplarla mas de cerca; mucho no podíamos hacer ya que en invierno los días son muy cortos y llegamos al puerto a las 11:30 pasadas.





Una vez en la vega decidimos subir hasta unas peñas que nos habían llamado la atención la ultima vez, dos bloques verticales en forma de V; remontamos la ladera cruzando nieve y una zona quemada hasta llegar a las rocas, a medida que cogiamos altura las vistas mejoraban cada vez más.











Foto de rigor y para abajo, que arriba hacia mas fresquito!! y de vuelta al coche y a comer el bocata. Tardaríamos unas 3 horas entre ruta y paradas, lo suficiente para abrir el apetito, tanto para el bocadillo como para futuras rutas con nieve.