Media Jornada de escalada en Valverdín-Pedrosa

Aprovechando que estabamos en León, decidimos aprovechar lo que podíamos del Domingo para acercarnos a la escuela de Valverdín-Pedrosa.

Aunque procuramos llegar por la mañana cuando aún el día era fresco, cierto es que rapidamente comenzó a hacer calor.


Pudimos hacer un par de cuartillos en el sector No es lo que parece antes de pasar al sector Escalera mecanica derecha de donde Hugo se curró el Chuminorris practimente el solito.

Ya eran las 3 de la tarde cuando bajamos al río a comer, acalorados y con ganas de terminar el día...el finde había sigo largo y caluroso! Tenemos que empezar a madrugar mas!!!

Cordal Picos Jejé, Nogales, Oso y Fuentes

Llega el veranito y hay que ir puliendo propositos montañeros ahora que el sol aún no aprieta demasiado, y esta vez tocó el propósito de Hugo, el cordal que une los picos Jejé, Nogales, Oso, Castillones y por ultimo el pico Fuentes desde el puerto de Vegarada.

Otra vez la pereza nos pudo y llegamos al puerto a las 11 de la mañana, por lo tanto cuando iniciamos la ruta ya eran y cuarto y el sol prometía calorcito poco primaveral.

El inicio de la ruta es un tramo de fuerte desnivel hasta alcanzar el cordal, es la parte más pesada de la ruta ya que en poca distancia salvamos unos 600m de desnivel sin mas vegetación que unos cuantos piornos bajitos y algunos pinos pequeños de repoblación. Las vistas hacia el puerto y hacia los picos del otro lado del valle son impresionantes, los picos Faro y Huevo nos invitan a visitarlas otro día.


Una vez alcanzado el cordal giramos hacia la izquierda para hacer cumbre en el pico Jejé, sería el primer pico del día.

Retrocedimos sobre nuestros pasos para volver al collado y esta vez ir hacia la derecha hacia los siguientes picos.


El primero que alcanzamos fue el Nogales, foto de cumbre y a retomar la ruta que el día prometía ser largo. Bajamos desde el Nogales hacia el collado que lleva su nombre cruzandonos por el camino con una pareja que subía desde la vertiente asturiana.







En breve alcanzamos el pico Oso con su enorme estatua de oso junto al buzón, otra foto mas y hacia el siguiente, el pico Fuentes aún parecía algo lejos y el sol nos castigaba sin piedad.




















Desde el pico Oso subimos a la siguiente cumbre cuyo nombre no conocemos y de aquí a los Castillones. Por todo el camino cruzamos numerosas trincheras y restos de la Guerra Civil, se ve que en esta zona tuvo lugar intensos enfrentamientos. De los Castillones a pico Fuentes solo quedaba crestear donde se podía y rodear donde no, alcanzando nuestra ultima cima a las 15:30.









Nos habíamos ganado bien el bocata, y lo comimos contemplando los preciosos valles asturianos que se abrían a nuestros pies.

Y para hacer la ruta circular bajamos al valle que estaba colgado a los pies del pico Fuentes y desde ahí hacía abajo salvando como podíamos escobales, piornales y demás vegetación.




Llegamos al coche a las 6 de la tarde contentos y satisfechos después de una buena jornada montañera.

Muxiven 2.032m

Por fin llegó el día de juntarnos con nuestros compañeros de rutas, los Amigos Reunidos; los compromisos varios unidos a la mala climatología y lesiones habían hecho que llevaramos desde el 25 de marzo sin hacer una ruta juntos y teníamos unas cuantas novedades que comentar!
Esta vez elegimos una ruta supuestamente corta para probar mi pie sin forzarlo demasiado, y el pico elegido fue el Muxiven, cumbre que da sombra al encantador pueblo de Lumajo.

Hugo y yo habiamos estado en Lumajo en Febrero cuando subimos al Cornón con el grupo de montaña Gistredo, y ya de aquella nos sentimos impresionados por el Muxiven aunque como se trataba de una ruta corta (3-4 horas) no la habiamos incluido un la agenda montañera mas inmediata.

El día amaneció despejado y soleado, aunque ya sabiamos que a partir de medio día esto iba a cambiar e iba a entrar un frente con agua y viento.

Salimos de Lumajo a las 11.30 después de comprobar que el GPS no había guardado el track, tomando un camino que sale desde el pico del pueblo tras recibir las indicaciones de la ruta de un amable paisano del pueblo.
Tras cruzar el puente cogimos el camino (creo recordar que es el tercero que sale a mano izquierda) que va hacia los prados, con la supuesta dirección hacia el lago Borrás. Al principio hay un sendero bien marcado pero llega un momento en que este deja de ser tan evidente...y como siempre aqui empezó nuestra alternativa de la ruta al Muxiven.


Como el paisano del pueblo nos dijo que había que llegar a un alto desde donde se ve el pueblo del valle contiguo, deducimos que habia que subir a un collado...¿pero cual? el caso es que tampoco encontramos el lago...al final decidimos subir a un marcado collado desde el cual veíamos que se podía acceder a la cresta del cordal que nos llevaría a la cima del Muxiven.

Luchando entre escobales, brezales y turberas llegamos a la alambrada del cordal y comprobamos que nuestros dotes de orientación estaban en plena forma ese día., eso sí, convirtiendo una ruta de 2 horas de ascensión en 3 horas y media.



A partir de aqui la ruta es facil y sin posible perdida, se trata de seguir la cresta remontando la loma hasta llegar primero a la cumbre norte y luego a la cumbre sur del Muxiven.






En la cumbre foto de rigor y bocata, nos lo habiamos ganado!





Como queriamos convertir la ruta en circular y evitar la penosa y larga aproximación, nos asomamos a las canales que descienden de la cumbre preguntandonos cual sería el mejor para bajar hacia la laguna, que por fin veíamos desde la cumbre.


Tomamos el tercero en la ruta de regreso por la cumbrera, el menos inclinado y el que se veía que enlazaba con zonas de vegetación salvando la enorme pedrera de la base del pico, o eso creíamos...


Una vez descendido la canal sorteamos como pudimos una zona con grandes bloques y piedras un tanto caótico, para luego cruzar una zona de escobas hasta llegar al marcado camino de subida que en algun momento por  la mañana habíamos perdido.






Fauna autóctona a punto de ser devorado (demasiados capitulos del "ultimo superviviente")

Y a partir de aqui el camino de regreso del pueblo se hizo en un nada, completando la ruta en 6 horas !!!!! todo un record !!!!

Al llegar al pueblo fuimos directos al bar a tomar la mas que ganada cervecita y resguardarnos de la lluvía que hizo se aparición nos mas pisar el asfalto de las calles de Lumajo.


Y así pasó otra encantadora jornada en Babia con la mejor de las compañias!

Jornada de escalada en Rabanal de Luna

Pues ya cansada de tantos días castigada en el sofá, me decidí a acompañar a Hugo y al grupillo de escalada a Rabanal de Luna.


A pesar del calor de la semana pasada (o quizá por ello), el viernes y el sabado tuvimos intensas lluvias por lo que ir a escalar el domingo era buscar un sitio de orientación sur para que las paredes secasen cuanto antes. Como en anteriores ocasiones Rabanal fué la escuela elegida, entre otro motivos porque dos alumnos de la EMEP hacían su primera salida a roca con su profesor del Club Alpino Berciano.



Estos chicos son muy aplicados y disfrutaron enormemente de su primera salida!


Los demás estuvieron luchando con unas cuantas vías repartidas por el sector Mandrágora; menudo día, calorcito agradable sin agobiar y el impresionate paisaje de Luna y Babia en su esplendor primaveral.



Mientras tanto, me puse manos a la obra con el primer libro de "Los juegos del hambre" que a priori promete mucho...sino se puede andar, ni escalar, ni correr, habrá que empezar a leer...no?