Pico Gilbo

Con el afán de estrenar el otoño nos encaminamos hacía Riaño con la intención de subir el pico Gilbo y conseguir otro objetivo propuesto para este año.


Salimos de pueblo de Horcadas a las 11:30 de la mañana, como la ruta no es larga decidimos no madrugar mucho.


Aunque la mañana era fresca pronto quitamos chaquetas y forros polares; la semana pasada había llovido pero el día estaba siendo esplendido.

A la ruta nos acompañaron Laura, Jesus, Yesi, Jose e Isabel.



En 45 minutos nos situamos en el collado al pie del pico Gilbo; tomamos un sendero poco marcado que nos lleva hacia la izquierda del pico si lo miramos de cara - para llegar a un collado verde colgado que luego nos dará acceso a la cresta.




 Llegado a la cresta las vistas mejoran más aún.





Desde este punto  a la cumbre solo hay que seguir la cresta, a veces por ella y a veces por alguna de sus laterales; se recorre sin problemas, solo habiendo unos pasos ya cerca de la cumbre que son bastante aereos...no teniendo vertigo no supone nada pero como siempre esto depende mucho de la persona...así que  como siempre ¡con mucho cuidadín!





Aquí Hugo le ayuda a Isabel superar el paso mas comprometido



En la cumbre aprovechamos para comer y sacar muchas fotos; el pantano de Riaño esta bajo mínimos pero aún así el paisaje no defrauda. Los hayedos en las faldas de las montañas del entorno son magnificos y de vez en cuando se oía la llamada del otoño tan típico de estas zonas, la berrea.





Para hacer la ruta circular, seguimos la cresta unos metros mas hacia un colladín que da acceso a una canal situado en la otra vertiente de la montaña; bajamos por esta hasta una altura a partir del cual rodeamos la montaña para volver a salir a la ladera por donde subimos esa misma mañana.









Otra vez en el collado tomamos uno de los numerosos caminos que te llevan al pueblo de Horcadas, cerrando el circuito en apenas 4 horas.



Aquí teneís el track de la circular:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3416989

Saludos!

Vuelta a La Cueta - un año después-

Un año es un año, aunque para mi no ha sido un año de grandes avances...podría contar muchas razones pero me imagino que la unica buena es que no he apretado suficiente...


Pero volver a una escuela y repetir las vías que hicise un año antes siempre es una buena manera de evaluar tus progresos.


Aprovechando la semana de vacaciones y haciendo una pausa entre las tareas varias del final del verano, nos acercamos a La Cueta para hacer un poco de deportiva. Pude repetir las vías que hice el año pasasdo con mucha mas soltura e incluso hacer alguna que en su día no caté..por lo que no todo son penas!

Además con la satisfacción personal de poder compartirlo con Hugo.

Circular a la vega de Urriellu (II)

La noche bajo la sombra del Picu fue inolvidable; nos despertamos al alba para ver como las estrellas desaparecían y el cielo se tornaba rosa iluminando el Neverón...demasiado comodos para salir del saco, demasiado impresionados para cerrar los ojos...


Logramos levantarnos para llegar a desayunar a las 7 y poco, comenzando la jornada montañera a las 8 de la mañana.



Después del malestar de Hugo del día anterior no me atreví a proponerle ir hasta Cabrones para reencontramos con nuestros compañeros, por lo que decidimos bajar a Poncebos por el camino mas trasitado de esta zona de Picos, el sendero Collado Pandebano-Refugio Urriellu, para luego enlazar con la ruta de la reconquista que te lleva hasta Bulnes.




Esta ruta es mucho mas llevadera que la del día anterior ya que hace el mismo desnivel en mas kilometros y tambien te da la oportunidad de conocer los preciosos hayedos la zona de la majada de la Terrenosa.









Nos cruzamos por el camino con mucha gente, escaladores que venían a conquistar el Picu, familias enteras que daban el paseo hasta la mitica montaña, grupos de montaña terminado el fin de semana como nosotros, etc.





A pesar de ser mas distancia tardamos el mismo tiempo en llegar a Bulnes que la que nos había llevado el día anterior por el canal de Camburero.



En Bulnes tomamos un refrigerio en el bar del señor del día anterior, su buen consejo merecía algo a cambio.



El ultimo tramo de Bulnes-Poncebos se hizo algo pesado, las piernas ya algo fatigadas de tanto bajar y el calor apretando de nuevo...al llegar cerca del coche ya no nos resistimos y ¡al agua!



Como supusimos que nuestros compañeros tardarían mucho mas en bajar de las montañas, les dejamos una nota en el coche y nos acercamos a Cabrales a comer; solo eran las 2 de la tarde y convertimos nuestro finde montañero en finde gastro-montañero premiandonos con un menú muy de la tierra en el restaurante Santelmo..rico rico!!!

Y así terminó nuestro circular por la vega del Urriellu, conseguido un objetivo pendiente del 2011 pero dejando sin hacer tanto el refugio Cabrones como el Techo de Picos de Europa...tendrán que esperar a otra ocasión...

Circular a la vega de Urriellu (I)

Nos habíamos propuesto unir varios propositos montañeros 2012 y 2011 (pendientes) en un solo fin de semana, subiendo el primer día a la vega del Urriellu por el canal de camburero para dormir en las imediaciones del refugio Cabrones, y el segundo día hacer cima en Torrecerredo y bajar por Amuesa otra vez a Poncebos.

Pero como tantas buenas propuestas, a veces hay que tener en mente un plan B...pero comenzamos:

Quedamos a las 9 y media en Poncebos con Laura, Jesus, Kike y Ana. Llegamos puntuales y con suerte pudimos aparcar cerca de la salida hacia Bulnes antes de que cerrasen el acceso. La gran afluencia de gente los fines de semana con la intención de hacer la ruta del Cares hace que sea dificil encontrar aparcamiento en esta zona.

Tras beber el café de rigor tomamos el camino hacia el Bulnes.





Llegamos al pueblo en una hora por un camino sin perdida, superando nuestros primeros centenares de desnivel positivo. Ya hacía calor y aprovechamos para refrescarnos en la fuente de Bulnes.





En la parte alta del pueblo el dueño del bar El Redondín- Casa Rafa nos indicó el camino hacia el canal de Balcosín, tambien nos aconsejó una variación hacia la vega de Urriellu que nos evitaría subir por una pedrera de esas que tan poco nos gustan.



Pronto dejamos el pueblo de Bulnes muy abajo subiendo fuertes pendientes de laderas herbosas.


El paisaje esplendido como siempre, y el encanto de esta ruta esta en lo poco transitado que esta, dandote sensacion de estar solos en la inmensidad de Picos. En alguna zona había alguna trepadita pero facil y con cable para dar seguridad.





Pronto mi compañero Hugo se empieza a quejar de dolores en las piernas, los cuadriceps se le resentían con tanta subida.












Llegamos al a vega de Camburero, dejando Balcosín y sus paredes encajadas muy abajo. En este punto Hugo nos indica lo mal que lo esta pasando y tomamos la dificil decisión de abandonar el grupo. Estos irían por la ruta planteada hacia Cabrones para hacer Torrecerredo el dia siguiente, y Hugo y yo nos quedaríamos en la vega del Urriellu a pasar la noche. Les animamos a que siguiesen su camino para que no se les hiciera demasiado tarde pues la jornada aún era larga y las horas de luz en septiembre demasiado limitadas.





A partir de aquí trascurre una penosa y larga fin de etapa para Hugo que no ve el momento de llegar.

Desde mi perspectiva la ruta se vuelve increiblemente bella paisajisiticamente hablando, se asoma el majestuoso rey que a partir de aquí no nos dejaría.



Siguiendo el consejo del tabernero de Bulnes seguimos la X que marca que la ruta no es por aqui para evitar la pedrera. Este camino nos lleva por un canal de paredes verticales, hasta enlazar con el sendero que viene del collado de Pandebano.





Y por fin llegamos! eso sí, tardando 5 horas en completar esta fase, después de superar un desnivel positivo de 1.700m.



En las cercanías del refugio nos encontramos con el resto de nuestro grupo que estaban a punto de marchar, habían comido y descansado. El calor era tremendo y había pasado factura a todos, incluso Ana había sufrido una leve insolación. Calculamos que en solo la subida a la vega habíamos bebido sobre unos 3 litros de agua cada uno...


Nos despedimos de ellos y les deseamos suerte con la cumbre del día siguiente.
En el blog de Kike podeis ver una buena explicación de las numerosas veces que ha subido a Torrecerredo, incluido esta ultima.
http://elblogdenaturkike.blogspot.com.es/2012/06/torrecerredo-2646m.html




Nosotros descansamos un buen rato en la zona donde ibamos a vivaquear esa noche, y luego nos acercamos al refugio para cenar.


La cena fue potente, sopa y luego un potaje de garbanzos, chorizo, morcilla, etc...y después a dormir bajo las estrellas.

El mejor hotel de asturias, por lo menos el de mas estrellas...